Como analistas nos enfrentamos habitualmente a la tarea de analizar una métrica globalmente, y después comparar el rendimiento para varios segmentos. 

Una de mis técnicas visuales preferidas para realizar esta tarea es el uso del highlighting. Para ilustrarlo, partiremos de la siguiente visualización de datos, propuesta como reto de rediseño en el proyecto Make Over Monday, que os recomiendo seguir. 

Esta visualización muestra los resultados de una encuesta realizada en diferentes regiones, y permite saber qué políticas son más prioritarias en relación con la igualdad de género. 

Uno de los problemas que tiene es que utiliza valores absolutos para comparar los resultados entre regiones. Sin embargo, el número de respuestas no es el mismo para cada región, con lo cuál tendremos que normalizar los datos (por ejemplo, pasarlos a porcentajes). De lo contrario, las regiones con más respuestas siempre tendrán más peso. 

Otra mejora consistiría en permitir analizar mejor cómo se comparan los resultados globales con los regionales. Por ejemplo, ¿las prioridades de África o América Latina son las mismas que la media mundial? Además, aunque no aparezcan en la visualización, tenemos también datos de género y de edad, que sería interesante incluir, pero sin ocupar más espacio. 

Para intentar solventar estos problemas, hemos diseñado la siguiente visualización:

Como podéis ver (si estáis navegando en desktop), en primer lugar mostramos los resultados globales. Al pasar por encima de alguna de las políticas, se produce el efecto de highlighting: la misma política se “ilumina” en el resto de gráficos, permitiéndonos ver si es más o menos importante según la región, género o edad. Además, para resaltar aquellas políticas con menos prioridad que en el global, hemos utilizado puntos rojos. 

Esta es una de las utilidades del efecto “highlighting”. Nos permite analizar de un vistazo el rendimiento de un mismo elemento a través de diferentes segmentos. 

Una de las pegas es que en móvil no funciona tan bien, porque no existe la navegación con cursor. En lugar de activar el efecto “on hover”, tendremos que hacerlo con un click. Pero aún así, el espacio de pantalla que requerimos es muy grande, y no suele funcionar en móvil. Por si os interesa, aquí os dejo la versión móvil que diseñamos, que no utiliza el highlighting pero permite un análisis similar, aunque más “clásico”. 

Aquí la segmentación se realiza con menús desplegables, y al segmentar mantenemos con una línea vertical el valor global, a fin de poder comparar global y segmento. 

En resumen, hemos mostrado una aplicación interesante de la técnica de highlighting para comparar una métrica global con sus segmentos. Además, hemos visto que no siempre será útil, por ejemplo para dispositivos móviles, donde habrá que optar por otros diseños.